Primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, gana el premio Nobel de la Paz 2019

Ahmed, el mandatario más joven de África, hizo las paces con Eritrea después de 20 años de hostilidades, liberó prisioneros políticos y periodistas.

El Nobel de la Paz recompensó este viernes al primer ministro etíope, Abiy Ahmed, artífice de la asombrosa reconciliación entre su país y Eritrea y de reformas que quieren transformar radicalmente a este país africano, castigado por el autoritarismo durante años.

Abiy, de 43 años, recibe el prestigioso galardón “por sus esfuerzos para lograr la paz y la cooperación internacional, particularmente por su iniciativa decisiva destinada a resolver el conflicto fronterizo con Eritrea”, declaró la presidenta del Comité Nobel noruego, Berit Reiss-Andersen.

El premio significará un impulso para el dirigente, que aún no ha concluido su tarea y se enfrenta a una creciente ola de violencia entre diferentes grupos en su país, donde hay previstas elecciones legislativas en mayo de 2020.

Consejo de Refugiados Noruego lo felicita

El Consejo de Refugiados Noruego felicitó hoy al primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, por la concesión del premio Nobel de la Paz 2019, subrayando su talante reformista y su acercamiento a la vecina Eritrea y afirmó que ahora “debe dar prioridad a la resolución de las tensiones étnicas en su país”.

“Ahmed, el mandatario más joven de África, hizo las paces con Eritrea después de 20 años de hostilidades, liberó prisioneros políticos y periodistas, legalizó grupos de la oposición y nombró mujeres en su gabinete, todo ello en sólo un año en el poder”, subrayó el secretario general de la organización, Jan Egeland.

Mejores relaciones entre países

Egeland, antiguo subsecretario general de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, destacó que su organización, que mantiene proyectos de asistencia tanto en Etiopía como en Eritrea, “ha sido testigo de una gran mejora en las relaciones entre los dos países durante el gobierno de Ahmed”, iniciado en abril de 2008.

También subrayó la acogida de Etiopía a refugiados de otros países de la región en conflicto, como Sudán del Sur y Somalia, hasta un total de 900 mil, y recordó que recientemente el Gobierno del país promulgó leyes para dar acceso a estas comunidades a servicios tales como permisos de trabajo.

Egeland afirmó por otro lado que la violencia étnica en el interior de Etiopía ha causado 2,3 millones de desplazados dentro del país, por lo que “Ahmed tiene que seguir mostrando valentía y trabajar para resolver esas tensiones con medios pacíficos”.

VIA EMISORA UNIDAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *