Esta es la multa que impone la PMT a quienes se quedan sin combustible en el tráfico de la ciudad

La PMT de Guatemala registra al menos 125 obstáculos diarios en arterias de la ciudad


Un alto porcentaje de los vehículos que obstaculizan la vía pública corresponde a unidades que se quedan sin combustible. (Foto Prensa Libre: Cortesía PMT)

Durante los primeros días de enero el tráfico vehicular de la ciudad de Guatemala empieza a tener modificaciones, debido al inicio del ciclo escolar, con lo que el parque vehicular podría superar el millón 175 mil automotores, según las autoridades de tránsito.

Sumado a eso, la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de la capital registra, en promedio, cada día 125 obstáculos viales, los cuales impactan en la movilidad de miles de automovilistas.

De acuerdo con Amílcar Montejo, director de Comunicación de Emetra, de esos 125 obstáculos, el 72% corresponde a vehículos que se quedan sin combustible, incidentes que, según el funcionario, pueden ser evitados por los automovilistas; sin embargo, muchos le restan importancia

Montejo señaló que cuando un vehículo se queda sin combustible en la vía pública, los agentes de la PMT están facultados para multar a los pilotos, pues el impacto que esto tiene en el transitar de miles de personas es considerable.

Un agente de la PMT empuja un vehículo que obstaculizaba una vía principal. (Foto Prensa Libre: Cortesía PMT)

Agregó que los pilotos que se encuentran en esa situación son multados con Q200, según lo que establece el Reglamento de Tránsito en el apartado de equipamiento básico de los vehículos.

Montejo hace un llamado a las personas para que eviten circular con poco combustible, pues debido a las variaciones del tránsito el consumo puede ser mayor a lo que piensa el piloto, pues cada obstáculo vial afecta a por lo menos dos mil vehículos por hora, tanto en el tramo afectado como en las rutas alternas.


El 15% de los obstáculos viales corresponde a hechos de tránsito. (Foto Prensa Libre: Cortesía PMT)

De acuerdo con las autoridades, circular con poco combustible puede representar mayores gastos de lo previsto, pues muchos mecanismos de inyección de los vehículos tienden a dañarse cuando el tanque está en reserva.

“Cuando se adquiere un vehículo también se adquieren compromisos, y eso significa que se debe andar abastecido de combustible y tener el automotor en óptimas condiciones”, dijo Montejo, quien añadió que el parque vehicular en la ciudad irá en aumento hasta finalizar enero, cuando los universitarios regresan a las aulas.

VIA PRENSA LIBRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *